Tres cosas que cambiaron (y una que no) al llegar a los 10.000 seguidores en Twitter

Vida Nueva abrió sus perfiles oficiales en Twitter y en Facebook en julio de 2011, días antes de que viniera a España el papa Benedicto XVI para participar en la JMJ de Madrid. Nos pareció un buen momento: la audiencia estaba receptiva, el acontecimiento iba a generar multitud de artículos en la web, etc. Cinco años después, @Revista_VN logró sus primeros 10.000 seguidores, esa especie de cifra mágica y barrera psicológica que nos hizo a todos expirar despacito y decir: “Ahora sí”. Coincido en que quizá ha sido un poco lento… Pero estoy segura de que los próximos 10.000 tardarán mucho menos en venir 😉

La cuestión es que a medida que nos acercábamos a los 10.000, durante un par de días me estuve preguntando si iba a pasar algo especial, si Twitter iba a detectar el incremento de seguidores y con ello la cuenta pasaría a ingresar en algún tipo de listado, si nos iba a mandar alguna notificación… quizá era el momento en que podíamos añadir la insignia azul que señala a una cuenta verificada… Me sentí un poco perdida, y por más que busqué en blogs de referencia, no encontré nada que respondiera a mis dudas.

Dos meses después, cuando estamos a punto de llegar a los 11.000 seguidores, anoto aquí mis impresiones.

1) La visualización de seguidores totales

De pronto, un día Twitter te muestra 10K seguidores. “¿Esa K qué es?”, preguntó alguien. “Significa miles”. Si no estás habituado a trabajar con números, no es una pregunta tan tonta; la K es el símbolo del prefijo kilo y en matemáticas representa la cantidad 103 (un mil) (aquí, más usos de Kilo como prefijo).

Lo que sí me preocupó era cómo saber, a partir de entonces, cuántos seguidores totales había. Porque Twitter te dice “10K” hasta que te acercas a los 10.100, y entonces te dice “10,1K”… ¿Y en el medio, qué? Me fui a Twitter Analytics, a la pestaña de ‘Audiencias’ y en la barra del día correspondiente se pintaba el número exacto. Un poco lioso…

La solución la encontró un compañero que ni tiene cuenta en Twitter ni le interesa, pero que quizá porque aplicó el sentido común, dio con la respuesta más sencilla: “Dejas el cursor un par de segundos sobre la cifra, y ya te sale”.

visualización de seguidores en Twitter a partir de 10.000 seguidores

¿Y en el móvil? De manera parecida: accedes al perfil de la cuenta, pulsas sobre los seguidores y el número total aparece en la parte superior de la pantalla donde se listan todos los followers. Ojo: esto ocurre solo en las cuentas que tú administras.

visualización de seguidores en Twitter a partir de 10.000 seguidores desde el móvil

(* Si estamos creciendo rápido, que mientras hacía los pantallazos ha llegado un seguidor más 😅)

Por último, en la app para tabletas, en las cuentas que tú gestionas los seguidores se muestran desde el inicio.

2) Otro estilo de conversación

Me gusta mucho la imagen de las redes sociales como la plaza de un pueblo o una ciudad: un espacio abierto donde hay varios grupos de personas, unos tomando un café en la terraza, otros de pie hablando de sus cosas… Llega una persona nueva y tiene varias maneras de hacerse ver: subirse a un podio y empezar a gritar; ponerse en una esquina con una guitarra y esperar que la gente se pare y le escuche; asomarse a cada grupo y empezar a hablar de sí mismo; acercarse a un grupo concreto de personas que parecen afines, presentarse y preguntar: ¿puedo unirme a vuestra charla? Cuando empiezas a administrar un perfil en Twitter y partes de cero, para mí la clave es integrarte, conocer los intereses y el tono de las personas a las que quieres llegar, y seguir por ahí.

Pero cuando tienes una masa significativa de seguidores, puedes permitirte llevar la iniciativa, al menos en el tono, y la respuesta de tus followers te indicará si es un camino acertado.

Hace unos días alguien me comentaba que cómo desde nuestra cuenta de Twitter –una revista de información religiosa y seria– publicábamos gifs animados:

Usar gifs o emojis o un cierto sentido del humor en los textos e imágenes no resta credibilidad. El caso paradigmático es el de @policia, que hace ya varios años que se convirtió en referente por su estilo conversacional. El community manager de entonces, Carlos Fernández Guerra, fichó en el verano de 2015 por @iberdrola, y, en mi opinión, la cuenta goza de un buen y original tono.

En resumen: ¿nuevas maneras de conversar? Claro que sí, y sin necesidad de esperar a los 10K followers.

  • No se puede publicar única y exclusivamente enlaces a la propia web; es necesario romper el discurso con otro tipo de contenidos.
  • Un par tuits desenfadados a la semana no restan rigor al resto de contenidos que se generan o que se comparten.
  • Es una acción cada vez más habitual en Twitter, y los tuiteros están habituados a verlo.
  • Genera engagement, el usuario percibe a la marca como cercana y humana (una manera de comprobarlo es observar la interacción de esas publicaciones).

3) Se incrementa influencia

Nunca hay que dejar de buscar a nuevos seguidores ni la interacción de estos. Pero a medida que crecen ambas métricas, empiezas a ganar influencia, y los demás también se dan cuenta. No es solo porque seas relevante en el mundo offline –si fuera el caso–, sino por lógica: si esa cuenta tiene un montón de seguidores, me interesa que me haga una mención o un RT o un ‘Me gusta’. Y muchos empiezan a etiquetarte y a mencionarte en su actividad. Y es genial. Las redes sociales son en eso, compartir.

No ocurre necesariamente al llegar a los 10.000 seguidores, muchos lo consiguen antes. En todo caso, la consecuencia más perceptible es que al principio pueden pasar varias horas y apenas hay 20 notificaciones de actividad relacionada con la cuenta, y ahora el móvil está todo el día avisando. Eso también es genial.

Pero lo que es realmente estimulante es observar a las cuentas de tu competencia. ¿Cuáles son las marcas de referencia? ¿Cuáles son las que siempre están mencionadas en los tuits de otros? ¿Cuáles consiguen más RT y más ‘Me gusta’? Por muy alto que tú estés, siempre hay alguien por encima. Enhorabuena: toca seguir trabajando 💪

4) Lo que no ha cambiado

Lo que yo pensaba que había cambiado pero no: a mayor número de seguidores, no sube directamente la participación en las publicaciones. Es decir: no tenemos más RT ni más ‘Me gusta’ ni más publicaciones compartidas este mes que el mes anterior, ni se incrementan las impresiones o las visitas al perfil porque sí (¿Qué tengo que medir en redes sociales? Algunas claves y KPIs para un community manager). Entre los factores que influyen en la variación está el número de tuits publicados, la originalidad y oportunidad de los contenidos o el formato de las publicaciones.

Conclusión…

Llegas a los 10.000 seguidores y te alegras, cómo no. Lo anuncias, lo celebras con los followers y hasta puedes organizar un concurso a propósito… y te pones manos a la obra para seguir esforzándote en tus objetivos: mejorar la notoriedad de marca, incrementar la influencia digital, captar tráfico para tu web… Esto solo acaba de empezar.

Anuncios

Comparte tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s