Diez cosas sobre cómo escribir en Twitter que aprendí durante la JMJ Río 2013

logo de la JMJ Río 2013

Del 22 al 28 de julio de 2013, se celebró en Río de Janeiro la 28ª Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), uno de los acontecimientos más relevantes de la Iglesia católica y uno de los eventos informativos más importantes para un periodista especializado en religión. Además, desde la última edición, celebrada en Madrid en 2011, Internet y las redes sociales son un ámbito primordial en las estrategias de prácticamente cualquier redacción. Y hoy comparto aquí algunas de las conclusiones a las que he llegado en estas semanas.

En Vida Nueva, planteamos una cobertura en la línea de otros acontecimientos especiales de esta envergadura, y para esta JMJ 2013 hemos desarrollado una estrategia específica para la web y las redes sociales, de tal modo que durante un par de semanas hemos dejado de ser la web de un semanario para funcionar como una auténtica web de noticias.

Creo que ha sido una cobertura fructífera, a juzgar por el aumento espectacular del tráfico y del número de seguidores en Twitter y Facebook, y también, opino, para nuestro branding. Pero desde luego, ha sido muy fructífero a nivel personal.

Entre otras cosas, he aprendido varias cosas sobre la cobertura periodística de un evento como la JMJ, y cómo Twitter, mientras dure, es una pieza esencial en la tarea de un medio de comunicación. Comparto aquí algunas de las cosas que he aprendido sobre cómo escribir en Twitter, no como consejos (Dios me libre…), sino para tener en cuenta en el futuro qué cosas que hemos llevado a cabo y han funcionado:

Twitter como comunidad de usuarios

  • 1. La clave: crear comunidad.

Si las redes sociales son espacios de interacción entre personas, las marcas deberían esforzarse lo más posible por venderse menos a sí mismas y resultar pertinentes para los usuarios. Es como ser el nuevo en un grupo de amigos: si quieres encajar, es mejor que intentes conocer a los demás, saber de qué hablan, qué les interesa. Se trata de compartir, no de intentar acaparar todo el espacio. (En este artículo en VN he intentado explicar mejor el objetivo de crear comunidad).

¿Qué hacer para crear comunidad? Dinamizar la conversación (“¿Qué os está pareciendo…?”); comentar, añadiendo algo de la propia cosecha y no solo informar de lo que todos estamos viendo; retuitear (RT) los comentarios de otros y interactuar con ellos, etc.

community manager es persona

  • 2. Soy una persona.

Hay programas y aplicaciones que facilitan el trabajo del community manager, al permitir programar tuits o automatizar las publicaciones. No estoy en contra de ellas, ni mucho menos, pero durante una narración en directo, tiene que notarse que hay una persona detrás. No una persona concreta, claro; el tono, el lenguaje, etc. deben ser lo suficientemente neutros como para que cualquier persona del equipo pueda gestionar la cuenta sin que al usuario le rechine un cambio de estilo.

Por otra parte, quizá se debe a que yo apenas manejo Twitter y Facebook (upsss…), pero opino que, en la medida que se pueda, está bien utilizar mensajes distintos, y no liarse a repetir exactamente las mismas fórmulas en todas las redes sociales y canales de comunicación a nuestro alcance. Es otra manera de demostrar que somos personas y no autómatas; percibo, en las cuentas que se manejan así, una cercanía mayor con el resto de la comunidad.

equilibrio en el uso de hashtags

  • 3. Usar hashtags.

Es fundamental. Los hashtags contextualizan los mensajes, algo interesante para quienes los leen en otro momento distinto al enviado. Y son muy útiles para captar a nuevos tuiteros, personas que no nos conocían pero que sí están en el hilo de la conversación guiada por el hashtag y que pueden reconocernos como un conversador cualificado.

Hay que ser hábil para elegirlos e incluso combinar varios. Por ejemplo: durante la JMJ creamos hashtags como #PapaFavela o #FranciscoAutoridades, pero si nadie más se unía a ellos, perdían un poco su fuerza; así que optamos por los que fueron más populares (#PapaFrancisco, #JMJ, #Río2013, #JMJRío2013…) y los fuimos utilizando a lo largo de los días.

Eso sí, personalmente, no me gusta que cada palabra se convierta en un hashtag. Lo ideal sería aprovechar solo aquellas palabras o expresiones por las que queremos ser reconocidos, pero que más o menos pensemos que puede buscar también la gente. Por ejemplo: #papa o #religión, sí; #foto, pues quizá no…

iconos de imágenes

  • 4. Usar imágenes.

Yo nunca las había utilizado, porque Twitter no es un medio visual como Facebook o Instagram. Pero de un tiempo a esta parte están ganando peso, y durante la JMJ se me han revelado como un elemento interesante.

Como los hashtags, apoyan el mensaje; y en ocasiones ellas mismas son el mensaje: una foto junto a una palabra como “Emocionantísimo” llaman mucho la atención del lector y pueden provocar gran cantidad de RT.

ser el primero en Twitter

  • 5. La rapidez es buena, pero con criterio.

El que golpea primero golpea dos veces. Lo enseñan en Primero de carrera, y las redes sociales están convirtiendo la recomendación en dogma. Desde luego, durante una narración en directo, podemos tener muchos lectores potenciales pendientes de nosotros, y cuanto antes seamos capaces de ofrecerles una crónica periodística, más fácil será traerlos a nuestra web y evitar que se vayan con la competencia 😉

Pero eso no justifica que se pueda lanzar la información a paladas, sin redactar, sin editar, mezclando lo importante con lo secundario. La mayoría de los lectores la verán a posteriori, y se merecen el mejor tratamiento posible.

Como en casi todo, la clave está en el equilibrio. Durante la JMJ Río 2013, he visto compañeros que publicaban las crónicas casi antes de que terminan los actos (¡!), pero personalmente también me he caído del caballo y he entendido que no sirve de mucho releer seis veces el artículo en busca de erratas, buscar todos los enlaces internos posibles y esperar a la mejor foto de agencia, si vamos a salir una hora más tarde que los demás.

community manager hablan en la comunidad

  • 6. Interactuamos en una comunidad: comentemos.

Me pongo en la situación de un acontecimiento que todos estamos siguiendo por televisión o por Internet; pero creo que también sirve para el caso de alguien que solo esté siguiendo la narración en Twitter. No se trata de describir fríamente lo que todos estamos viendo, como esos narradores de fútbol terribles que solo te cuentan quién lleva el balón y a quién se lo pasa. Eso está bien, pero necesitamos algo más “Francisco detiene el papamóvil para besar a unos niños” gana mucho si le añadimos un “Preciosa imagen” o “Cuánta cercanía”, o un emoticono con una carita sonriente.

Nuestros comentarios nos distinguen de la competencia y aportan algo más en la conversación. Y ese tipo de valoraciones son bien recibidas en la comunidad.

Eso sí, cuidado con pasarnos de tono, con ser demasiado jocosos o con hacer una valoración demasiado personal; hacer ver que hay una persona detrás de la cuenta, sí, pero yo no hablo en mi nombre, sino en nombre de mi marca.

community manager informa a los demás

  • 7. Pero también somos un medio de comunicación: informemos.

Alguien tiene que hacerlo, y además, cuando se acabe el acontecimiento en cuestión, querremos que los usuarios sigan acudiendo a nosotros como fuente de referencia.

Durante la narración en directo, es interesante ayudar a los demás a entender qué está pasando, quiénes son esas personas, cuánta gente hay, qué se está leyendo, qué va a pasar a continuación, a qué hora empieza el siguiente acto… Es tarea del periodista aportar esos datos.

bombilla idea

  • 8. Las frases textuales redondas encantan.

No solo porque hablamos del papa Francisco, o de una cuestión tan sensible como la religión. En cualquier ámbito, cualquier frase redonda es susceptible de ser retuiteada; mejor dicho, son de lo más retuiteado. Y eso hace mucho por el mensaje, pero también por nuestra marca.

abreviaturas en Twitter

  • 9. Prohibidas las faltas de ortografía; y mejor no abusar de las abreviaturas.

Adaptar el estilo a las redes, sí, xo ls mnsjs sin vocals y otr tipo dtrucos xa ganar spacio se vuelven ininteligibles. Y las faltas gramaticales y ortográficas son injustificables para un medio de comunicación

La dificultad crece al tener que usar los hashtags, imágenes, comentarios y demás. Pero he ahí el valor añadido del profesional… 🙂

twitter como megáfono

  • 10. Sin miedo a la autopromoción.

Soy particularmente escrupulosa para eso, me cuesta pensar desde el punto de vista del márketing y tiendo a pensar que esas acciones invaden al usuario. Pero somos un negocio y hay cosas que hay que hacer, sí o sí. Por ejemplo, informar de quién somos: no somos meros narradores en Twitter, sino un medio de comunicación, y como tal, tenemos mucha más información que varios tuits al día.

No sobran las llamadas a la web, al Especial informativo, al boletín gratuito, a la página de Facebook, al formulario de suscripciones, etc. O, todavía menos invasivo: se puede aprovechar un momento de la narración en directo para tuitear alguna crónica anterior, alguna pieza o análisis publicado con anterioridad pero relacionado con lo que está pasando, para contextualizar la información pero también como toque de atención al usuario del tipo “Mira qué cobertura tan completa. Mira qué bien lo solemos hacer (no es solo el esfuerzo de hoy…)”.

Es la forma de aprovechar la reputación que hayamos podido obtener y convertirla en otras acciones rentables para la empresa.

larry twitter follow me

  • Conclusión de las conclusiones.

Me ha encantado. Me ha encantado trabajar durante la JMJ Río 2013, previa la experiencia de Madrid 2011, y ver no solo cómo ha cambiado mi perspectiva, sino como ha cambiado el propio medio. Como canal de difusión de nuestra marca, me parece ahora mismo uno de los más poderosos; prometo un próximo post con enlaces a estudios, encuestas y/o reflexiones que lo demuestren.

Una buena frase (redonda) con la que resumir el post podría ser esta: Convertirte en emisor cualificado en Twitter pasa por no creerte el único. La clave: compartir en la comunidad con criterio y sentido común.

La próxima JMJ es en Cracovia, en 2016. Nos vamos contando… Por cierto: @mariagomezf

Anuncios

Un comentario en “Diez cosas sobre cómo escribir en Twitter que aprendí durante la JMJ Río 2013

Comparte tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s