Definiendo objetivos y embudos de conversión

muñeco sujeta diana con objetivos

Continuamos las andanzas en el postgrado en Analítica Web y Técnicas de Análisis de IEBS, esta semana, con un caso práctico interesante: ¿los usuarios de mi web se comportan en ella como yo quiero?

Es la clave de cualquier sitio web, pero para que eso se produzca, necesitamos dos requisitos previos: tener claro el objetivo de la web (algo que ocurre menos veces de lo que uno creería) y saber cómo vamos a medir el comportamiento.

Google Analytics ofrece la posibilidad de definir objetivos en la web, implementarlos y realizar un seguimiento sobre si se están alcanzando o no; cada objetivo conseguido es una conversión.

Se pueden establecer hasta 20 objetivos para un sitio web, pero todos ellos van a estar agrupados en cuatro tipos:

  • URL de destino: que el usuario llegue hasta una página determinada (un registro, rellenar un formulario, finalizar una compra, visitar una página concreta). Este objetivo se especifica a través de un embudo de conversión.
  • Duración: que el usuario permanezca en el sitio durante un cierto período de tiempo (más de 30 segundos, 1 minuto, etc.).
  • Páginas por visita: que el usuario navegue por un número concreto de páginas.
  • Eventos: que el usuario realice una acción definida como evento (recomendación social, visualización de un vídeo, etc.).

Cualquier objetivo que yo defina para mi web estará en relación con alguno de otros cuatro [más sobre los tipos de objetivos y cómo configurarlos]. Existe la posibilidad de asignar un valor monetario a la conversión, de tal manera que podamos traducir los objetivos en dinero [más sobre el valor del objetivo] y, desde ahí, calcular, por ejemplo, el retorno de la inversión (ROI).

La práctica de esta semana

Así las cosas, en la práctica de esta semana tenemos que establecer tres objetivos para nuestro sitio web: duración de más de 30 segundos en el sitio, más de 4 páginas vistas en la visita y el que me ha resultado más complicado, URL de destino.embudo de conversión

Complicado, porque en este blog experimental no tengo formularios de registro con URL específica, ni procesos de compra… Así que he definido un embudo de conversión por el cual un usuario entra en la web, clica en la página ‘Sobre mí’, y desde ahí, en ‘Para contactar conmigo’. Llegar a esa página de contacto es el objetivo. Estoy deseando que pasen los días para poder ver los resultados y comprobar de qué manera se producen las conversiones… (de momento, como se ve en la imagen, está a cero 😦

¿Y al final, todo esto para qué? Pues por ejemplo, para detectar si el proceso de compra de mi web es demasiado complicado o está mal diseñado: si de 100 visitantes, “solo” 50 pasan a la segunda pantalla, y si de estos solo 10 continúan, y si de ellos solo uno convierte, habrá que sopesar si no se puede hacer nada por los otros 99…

Quizá está mal planteada la página de destino a la que pretendemos que llegue el usuario, quizá es que nos estamos equivocando con el público al que nos dirigimos, o con lo que les estamos ofreciendo…

Lo genial de las conversiones y los objetivos es que no son exclusivos para webs de e-commerce, sino que también se pueden aplicar en webs de contenido o incluso tienen traducción offline… 🙂

Comparto un trabajo de Gema Muñoz (@sorprendida), una de las mejores analistas web de España, sobre los Embudos de conversión, muy didáctico y con varias pistas. Os seguiré contando del resultado de las prácticas…

Anuncios

Comparte tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s